¿Por qué y cada cuanto es necesario efectuar una limpieza de placas solares?

¿Por qué y cada cuanto es necesario efectuar una limpieza de placas solares?

Las placas solares, tanto si son fotovoltaicas como solares-térmicas, generan mayor rendimiento cuanto mejor orientadas estén y sea más eficiente el proyecto que se ha hecho de su instalación. Pero sin duda, la acumulación de suciedad con el paso del tiempo provoca que el rendimiento sea menor porque no permite absorber adecuadamente la energía que necesitan para procesar.

 

Por lo tanto, como cualquier otro dispositivo expuesto a la intemperie, acumula sedimentos varios como polvo aéreo procedente tanto del polen, como de cualquier partícula en suspensión. Las hojas, restos de plumas de ave y excrementos, así como otros agentes que evolucionan en altura, quedan depositados hasta que la lluvia termina de fijarlos en muchas ocasiones. Los restos de salitre que se generan en zonas costeras también pueden acaban erosionando y dañando las placas solares, y finalmente esto se traduce en bajo rendimiento. Pero aunque la lluvia podría eliminar solo parte de esta suciedad, los especialistas aconsejan una limpieza de placas solares al cuatrimestre, o lo equivalente a 2 y 3 al año. De esta manera, es un mantenimiento que acaba por  maximizar el rendimiento y la durabilidad de los equipos, así como la cantidad de electricidad que producen.

 

Todos los usuarios que han confiado en la instalación de placas, sobre todo en las fotovoltaicas cuya inversión es bastante importante, no quieren ver cómo por causa de los efectos del tiempo y otros como los ya mencionados, los paneles no acumulen la suficiente energía para convertirla en electricidad útil. Y esta conciencia debe ser básica para aprovechar al máximo el potencial que tienen las placas a pleno rendimiento.

 

Es el caso similar al de los equipos de climatización dentro de las viviendas, cuya temporalidad de uso, verano e invierno, hace que también en el interior estos acumulen suciedad que debe ser eliminada al cabo de cada temporada. Y si la exposición es exterior, esta acumulación de restos climatológicos y del ambiente, se multiplican considerablemente.

 

Los consejos más adecuados para mantener las placas solares en perfecto estado de limpieza es utilizar en cada operación agua ligeramente jabonosa y una esponja sin filamentos abrasivos, es decir, suave. También con una gamuza empapada en agua que contenga unas gotas de lavavajillas es la mejor opción. El agua, cuanto mejor sea, menos residuos dejará, ya que algunas aguas son duras o demasiado calcáreas. Enjuagar bien y secar con el paño limpio.

Esta sencilla tarea, 2 o 3 veces al año, mantiene los equipos en perfecto estado de producción de energía eléctrica para el usuario.

Sin embargo, se trata de una operación que requiere los conocimientos de una empresas de limpieza, que sepa tratar con estos materiales y productos.

 

Leave a Comment

Comment (required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Name (required)
Email (required)