Limpieza de cristales en altura

Limpieza de cristales en altura

Es un sector dentro de otro sector para muchos usuarios. Y es que la limpieza de cristales en altura obedece a una especialización por las características de los trabajos a llevar a cabo. Y el desarrollo de técnicas eficaces para solucionar las necesidades de limpieza de determinados edificios, sobre todo modernos con mayor incremento del cristal en sus fachadas y estructuras arquitectónicas, se ha visto materializado en los profesionales expertos en este sector.

Ellos están habilitados y homologados por el Ministerio de Industria con los requerimientos oficiales en cuanto a seguridad, además de trabajar con sistemas de acceso que requieren especialización y formación de sus operarios. Dado el riesgo que conlleva el método de trabajo en altura por el sistema de suspensión en cuerdas, el más extremo pero no por ello menos necesario, deben reunir todas las exigencias de seguridad.

Edificios con paredes de cristal o gran volumen de superficies de cristal como son las ventanas y ventanales, porches con techos de cristal, luminarias, bóvedas, lucernarios y todas aquellas construcciones que tienen en sus elementos arquitectónicos el vidrio, necesitan labores de limpieza con medios suficientes para acceder a sus localizaciones.

Y no todas las empresas de limpieza en general están preparadas con los recursos técnicos y humanos requeridos por estas tareas. Algunas ofrecen la limpieza de cristales hasta cierta altura, 15 metros, ya que técnicamente sus pértigas no alcanzan más de esta altitud, a partir de la cual se debe actuar con la colaboración de otros sistemas alternativos.

Puede tratarse de empresas cuya actividad está centrada en la limpieza de cristales exclusivamente, pero además están preparados para llevar a cabo esta labor en aquellos edificios e instalaciones cuyas superficies de cristal tienen difícil acceso.

En general, los edificios con paredes de cristal tienen que recurrir a especialistas de este sector. Y a partir de ciertos metros de altura, las herramientas y procedimientos a implementar varían.

Lo más común es que se proceda a higienizar cristales desde la superficie y mediante pértigas ligeras que expulsan agua pura con una presión y cantidad según la pértiga. Este sistema es manejado por el operario desde el suelo, pero también puede ser elevado mediante grúa u otros mecanismos de elevación para alcanzar mayor altura. Y cuando estos métodos de elevación no alcanzan debido a la mayor altitud, se debe recurrir a la limpieza de cristales mediante suspensión en cuerdas, en cuba móvil o góndolas deslizantes.

Leave a Comment

Comment (required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Name (required)
Email (required)